PostHeaderIcon Cuentos: La anciana de Shaj

Aquí os presento una serie de relatos de mi amigo Miguel Ángel. LLeva escribiendo desde los 16 años. Empezó escribiendo poesías (cosa que sigue haciendo como os mostraré poco a poco) para enamorar a las chicas. Se dio cuenta de que tenía talento porque mucha gente le preguntaba de dónde había copiado las poesías. También escribe relatos cortos, y algún que otro ensayo.

PRIMERA ENTREGA

DE QUE VAN ESTA SERIE DE RELATOS

Son relatos conectados con un eje común, la anciana de shaj. Una mujer misteriosa que ya veréis como resuelve los problemas de la gente del pueblo.

Unos relatos sencillos, de fácil lectura y agradables. Disfrutad.

LA ANCIANA DE SHAJ

Yinha era un pueblo austero de gentes sencillas y trabajadoras. Un pueblo agrícola situado en la ladera del monte Gonhju, el monte más alto de la provincia.

A Yinha habían llegado las religiones actuales, pero ninguna religión había calado realmente. Se podía decir que nadie había leído la Biblia, ni el Corán y no tenían referencia alguna de Buda. El misterio de Yinha se encontraba en una de sus habitantes de Yinha existe, esta mujer misteriosa ha existido. Esta anciana tenía un nombre, Shaj. Se decía que era la persona más sabia del pueblo y resolvía los problemas de las gentes de Yinha. Cada día una familia del pueblo se encargaba de llevarle la comida a Shaj la dejaba en su puerta y cuando nadie la veía, la anciana la recogía.

Shaj no era una curandera, ni experta en artes mágicas. Shaj era el alma del pueblo de Yinha. Cada día la gente que la necesitaba acudía a recibir sus consejos y sabias palabras. Shaj era una mujer que conocía muy bien a la gente y también a su pueblo. La gente que iba a pedirle consejo pasaba largo tiempo contándole cosas acerca del pueblo. Además la anciana hacía llamar a gente del pueblo para que le informaran. Shaj conocía todo el pueblo. El pueblo era su vida.

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.