PostHeaderIcon 2019-12-25 Comida de Navidad con la familia materna

Hey, familia, un año más, y una estupenda celebración más. Sois cojonudos: no cambiéis. Ahí van unas fotos de la comida de Navidad.

Primero, unas fotos antes de entrar en el restaurante.

Dos primos que se notan que se aprecian.

 

Buen rollo entre primas.

El tío Ramón que está como a los veinte años: ya estaba así de arrugado. Como el Clint Eastwood.

El prometedor futuro de la familia que son nuestras nenas.

El tío Félix, que cuando besa y abraza lo hace con todo su corazón.

 

Y pasamos dentro al restaurante.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La mesa de las nuevas generaciones.

 

 

La empanada de zambouriñas estaba deliciosa.

 

 

 

Nuestras nenas.

 

 

 

Abajo, el “pulpo a la gallega” que para mí fue el plato estrella de la comida.

Un brindis con vino.

 

 

 

El primo Felixín me hizo unas fotos con mi madre y la tía Mari. Que si no no salgo. Gracias, primo.

 

El plato de cordero. No le gustó a todo el mundo. Unos, sí; otros, no.

 

El primo Juan haciendo de las suyas.

Un beso con mucho amor.

 

Los turrones.

 

Las tartas. La de Santiago la quemaron con alcohol.

 

El brindis con cava.

 

 

Ya terminada la comilona nos hicimos todos una foto de recuerdo a la salida del local. Invitamos a salir en la foto a los camareros. La comida estuvo  buena, y la atención de los camareros también fue buena.

Y me despido con una foto del futuro de la familia.

Insisto: sois cojonudos, no cambiéis nunca.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.