PostHeaderIcon 2019-07-26 Charla sobre auroras boreales de Ángel Ferrer

Hola, compañeros.

El Viernes 26 de Julio de 2019, tuvimos una excelente charla del compañero Ángel Ferrer. Ángel conjuga amenidad y rigurosidad. La charla tuvo dos partes: una, la descripción del fenómeno físico de las auroras boreales; dos, la organización de un viaje para ver las auroras boreales en el Norte de Europa para Noviembre de 2019.

Las auroras boreales son especiales de ver. No se pueden ver aquí en España, y hay que irse muy al Norte de Europa para observarlas. De pronto, el cielo se ilumina, y surgen grandes franjas de luz que invaden un gran campo en el cielo. Estas franjas se mueven con bastante rapidez. Se ven, como ya he dicho, en zonas del Norte, con mucho frío y aldeas poco pobladas. Como curiosidad, comentar que las auroras son especiales para los samis, la población indígena de la zona.

Abajo, una foto del ponente.

Empezemos con la Física de las auroras boreales. Abordaremos cuatro puntos:

– El Sol

– El espacio hasta la Tierra

– El campo magnético terrestre

– La atmosfera celeste

1 El Sol

El Sol emite luz (infrarrojo, visible, ultravioleta, etc.), y también viento solar. El Sol emite llamaradas (que son el origen del viento solar) de varias veces el tamaño de la Tierra. Se denominan “Eyección de masa coronal”. Es el origen del viento solar formado por partículas ionizadas (protones y electrones). Así, el Sol envía materia al Sistema Solar.

2 Espacio desde el Sol hasta nuestro planeta

Parte del viento solar son protones que se mueven a velocidades entre 300 y 1000 Km/seg. Aunque no haya manchas solares en la Fotosfera, sí hay viento solar. Hay una página en Internet que nos habla de las condiciones del viento solar: “spaceweather”.

Ahora, hay algunos satélites que observan el Sol. Esos satélites nos informan del tiempo interplanetario. El índice resumen de la actividad del viento solar se llama “Kp”. Con esos datos, se puede predecir dónde se podrán ver las auroras boreales.

 

3 Campo magnético terrestre

El campo magnético terrestre desvía los protones y electrones cargados eléctricamente hacia los polos Norte y Sur. Ahora mismo, el Polo Norte Magnético casi coincide con el polo Norte geográfico. La intensidad del campo magnético desciende un 6% cada año. Llegará un momento en que no habrá auroras.

 

4 Atmósfera terrestre

Al chocar protones y electrones con la atmósfera chocan con átomos, los excitan, pierden energía que absorben los átomos de la atmósfera, y al final sale luz que es lo que vemos. La luz puede ser roja, verde o azul. A simple vista se ven verdes las auroras, porque el ojo humano es más sensible la verde que al rojo. Pero con una foto se pueden ver más colores.

Las auroras se producen a 300 ó 400 Km de altura.

Para señalar, las zonas desde las que se pueden ver las auroras se trazan dos líneas:

1. Zona interna. Incluye Groenlandia, Canadá y Alaska

2. Zona externa. Incluye Islandia, y parte de los países escandinavos

Cuando la fuerza del viento solar es mayor, vence al campo magnético y se ven auroras en zonas más amplias. Eso significa que la magnitud Kp es mayor. Con un Kp de 5, por ejemplo, se ven auroras desde Finlandia, Lituania y Escocia.

Como curiosidad, comentar que en épocas de guerras con las luces de las ciudades apagadas hizo posible ver auroras en amplias zonas. Hay relatos de auroras en España. Hoy en día, con la contaminación lumínica, es muy difícil ver auroras en España.

Se ha llegado a ver auroras boreales en el Ecuador.

Se ha inventado el Keograma para reflejar la actividad de auroras cada noche. Los keogramas sirven para ver cuándo hay auroras. Los keogramas se pueden ver en la página web de la Universidad de Oulu.

También hay que tratar de ver una “columna solar” que aparece en la foto de abajo.

 

Pasamos a la segunda parte de la charla: organizar un viaje para ver las auroras boreales en Noviembre. Para ver bien las auroras da igual ir al Polo Norte que  al Polo Sur. Pero hay que descartar la Antártida. Y también se descarta Australia y Canadá que están más lejos y son más caros.

Una primera opción sería ir a Tromso en Escandinavia. El problema es que eso es parte de Noruega, y es muy caro. La ventaja es que no hace tanto frío porque le llega la Corriente del Golfo. Se llega solo a los 4 ó 5 grados bajo cero.

Al final, nos decantamos por ir a Finlandia.

Se viaja a Barcelona. De ahí, se toma un avión a Helsinki. De ahí se va a Ívalo. Para finalmente, alojarse en apartamentos bien equipados en Saariselka. Para ver las auroras en su plenitud, se viaja desde Saariselka hasta Inari. Es imprescindible alquilar un coche una vez dejamos el último vuelo. Inari está a 40 Km de Saariselka.

Comentar que en Ivalo hay solo 3500 habitantes. Y en Inari, son apenas 500 habitantes. En Saariselka hay casitas muy bien equipadas llamadas “Cottage”. Hay pistas de esquí, y para esquí de fondo (la más grande de Europa). Se pueden hacer excursiones con raquetas. Y tiene una gigantesca pista de trineos.

En la diapositiva de abajo, los datos de Saariselka.

Abajo, están desglosados los gastos del viaje. El viaje viene a costar unos 1000 euros, con todos los gastos incluídos.

Respecto a la comida, es aconsejable llevar comida envasada al vacío desde España. Vino, cerveza y leche son caros allí. Eso sí, hay que probar el salmón de la tierra.

Respecto a la ropa, apenas habría que añadir algo más a la que usamos en el CAAT en Invierno. Te puedes equipar de forma barata en Decathlon.

Para el tema de la Fotografía, es necesario un trípode. Se pone la cámara en manual, se dispara a 3200 ISO y un tiempo de exposición de 2 a 4 segundos.

Finalmente, indicar que el viaje se va a planificar para la semana del 23 al 30 de Noviembre.

Os dejo con buen sabor de boca, una foto espectacular de una aurora boreal.

Hasta la próxima, compañeros.

Texto y fotos cortesía Posete.

 

 

 

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.

Buscar
Galerias fotos
Visitas
Contador de visitas y estadísticas