PostHeaderIcon 2018-04-20 Charla de Álvaro Comes sobre William Herschel

Hola, compañeros.

El pasado Viernes 20 de Abril, nuestro compañeros Álvaro Comes nos dio una estupendísima charla sobre William Herschel. Hubo tiempo para los logros de Herschel, y para curiosidades sobre su vida.

Abajo, el conferenciante poco antes de empezar la charla. Es de destacar el rigor de conocimientos y su buen discurso dada la juventud de Álvaro.

 

William Herschel nació en 1738 en Hannover, y murió en 1822 en Slough. Empezó como astrónomo amateur pero se pudo hacer profesional. Fue el último astrónomo moderno (siguiendo la estela de Galileo y Messier), y el primer contemporáneo.

Empezó como militar. Combatió en la Guerra de los siete años. Después de la guerra, se hizo músico. Fue director de orquesta en Bath.

En 1773, se enamoró de la Astronomía. Compró el libro “La astronomía” de Ferguson, lo cual cambió su vida para siempre. En 1774, pudo observar la Nebulosa de Orión.

El 13 de Marzo de 1781 descubrió el planeta Urano. En principio, lo cataloga como una estrella, pero debido a cómo se movía lo catalogó como un cometa. Tardan dos años en darlo como planeta. Lo hizo Nevil Maskelyne. No veían cola al supuesto cometa, y Maskelye sospechó que era un planeta. En 1783, Messier da por bueno que es un planeta. Eso cambia la Astronomía. Llevábamos 4.000 años sin nuevos planetas. Y Herschel añade que es posible que haya más.

Primero, Herschel le regaló la “estrella” a su rey Jorge, que se llamó “estrella del Rey Jorge”.

Herschel no vio ni anillos, ni bandas, ni manchas en el nuevo planeta. Hizo cálculos sobre las características del planeta, que son bastante parecidas a los valores que tenemos hoy en día.

 

En 1782, pasa a ser astrónomo real de la corte. Se deja la música, y se dedica plenamente a la Astronomía.

Hace observaciones de Venus y Mercurio.Deduce que ambos planetas no tienen luz propia. Observó tránsitos solares de Venus y Mercurio.

Su segundo gran descubrimiento personal es que el Sol está en movimiento en la Vía Láctea. No es un elemento fijo. El Sol se dirige a Lambda Herculis.

Herschel fue muy prolífico. Hizo un catálogo de objetos de cielo profundo. Descubrió más de 2.000 objetos celestes. El primero fue NGC 1055.

En 1782, le regalan un catálogo de Messier. Messier lo hizo para no confundir esos objetos con cometas. Pero Herschel quiere descubrir todo lo que pueda. Se puso a observar a ritmo trepidante. Hubo noches que descubrió hasta cinco objetos. En 7 años, localiza dos mil objetos: estrellas, nebulosas, estrellas dobles, estrellas variables, cometas, cúmulos y apreció estrellas con colores.

Es el catálogo más grande de su época. Herschel es el astrónomo que más objetos ha descubierto.

Como curiosidad, dejo  constancia de que su hijo John y su hermana Carolyn también fueron brillantes astrónomos.

De vuelta al Sistema Solar, Herschel localizó los satélites Mimas y Encélado en Saturno; y, Titania y Oberón en Urano (1787)

Herschel manejó los mejores telescopios de la época. Eran grandes y con mucha potencia, pero eran difíciles de mover, y complicado mantener el objeto en campo para dar tiempo a la observación. El aluminizado de la época era muy diferente del actual, y el espejo solo duraba plenamente operativo un rato.

Observó cúmulos abiertos, pero no tenía conocimientos del nacimiento de estrellas.

Descubrió Ceres, Palas, Vesta y Juno a los que denominó planetas ultrazodiacales porque no se podían ver a simple vista.

 

Otra curiosidad: Madrid quería tener un observatorio astronómico propio. Le compraron un telescopio a Herschel. Era complicado de montar. Herschel envió un técnico, pero la coz de un animal lo mató. Tardó en enviar otro. De todas formas, en 1808 durante la Guerra de la Independencia su madera fue quemada en hogueras.

Otra anécdota: en 1805, Messier y Herschel tuvieron una cita con Napoleón. Departieron durante varias horas.

Hubo polémica entre Messier y Herschel. Hay quien piensa que Herschel con todos sus descubrimientos deja en evidencia a Messier. Messier dice que solo buscaba objetos para no confundirlos con cometas.

Al final de la charla, hubo una cerrada ovación para Álvaro.

Abajo, Álvaro hizo entrega de unos documentos de alto valor histórico a la AVA. Jordi se encargó de recogerlos en nombre de la asociación.

Hasta la próxima, compañeros.

Texto y fotos cortesía Posete

 

 

 

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.

Buscar
Galerias fotos
Visitas
Contador de visitas y estadísticas