PostHeaderIcon 2014-12-25 Comida de Navidad en La Ferradura

Hola, familia.

Este mediodía de Navidad nos hemos reunido para celebrar las fiestas en familia. El sitio elegido, el del año pasado. Y, como nos tratan bien y la comida es buena, que vengan muchas más celebraciones.

Aquí van unas cuantas fotos del evento.

Nos empezamos a juntar fuera del restaurante.

 

DSC_6620

 

DSC_6621

 

DSC_6624

Después de los saludos, pasamos adentro del restaurante. La mesa pintaba bien.

 

DSC_6625

 

DSC_6627

Cada uno se sentó donde quiso. Yo presidí la mesa, para poder moverme a mis anchas con mi cámara.

 

DSC_6628

 

DSC_6630

 

DSC_6636

Poco a poco, fue llegando toda la familia.

 

DSC_6637

 

DSC_6640

 

DSC_6644

Las tres primas.

 

DSC_6646

 

DSC_6648

 

DSC_6653

 

DSC_6657

 

DSC_6662

El bebé de Silvia pasó de brazo a brazo. Todas las primas y tías quisieron jugar con el bebé.

DSC_6666

Una toma de las nuevas generaciones de la familia.

 

DSC_6667

Dos primos bien avenidos.

 

DSC_6668

Y otras dos primas.

 

DSC_6669

 

DSC_6670

Y llegaron el tío Félix y la tía Angelita.

 

DSC_6671

 

DSC_6673

 

DSC_6678

 

DSC_6679

 

DSC_6684

Ninguna de nuestras féminas se resistió a la atracción de la criatura.

 

DSC_6688

 

DSC_6690

 

DSC_6693

 

DSC_6694

Una toma de la mesa llena de comensales.

 

DSC_6697

Los entrantes estuvieron buenísimos. Abajo, los calamares.

 

DSC_6700

 

DSC_6703

 

DSC_6704

 

DSC_6706

 

DSC_6707

 

DSC_6708

Para los peques hubo paella.

 

DSC_6709

 

DSC_6711

 

DSC_6712

 

DSC_6713

Los camareros nos mostraron nuestro arroz a banda. Por cierto, estaba buenísimo.

 

DSC_6714

 

DSC_6715

La madre y la criatura.

 

DSC_6716

 

DSC_6717

 

DSC_6718

 

DSC_6720

 

DSC_6721

 

DSC_6722

 

DSC_6723

Después del arroz a banda hubo postre y turrón.

 

DSC_6724

 

DSC_6725

 

DSC_6726

 

DSC_6728

 

DSC_6731

 

DSC_6732

Toda la familia mirando una foto de familia de hace veinte años.

 

DSC_6733

 

DSC_6734

 

DSC_6737

 

DSC_6742

 

Y hubo café y charla. Y después, cada uno se fue a su casa. El tío Félix se ofreció amablemente a acercarnos a casa a mí y a mis padres.

Hasta otra, familia.

 

 

 

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.